Es verano y ¡tienes que comer sandía!

Tips Nutrición

Es verano y ¡tienes que comer sandía!

Publicado por: Periodista Ximena Alarcón

Fecha: 21 diciembre, 2018

Hoy en ViveZana.com: Es verano y ¡tienes que comer sandía!

Porque además de exquisita, refrescante y baja en calorías, la sandía tiene muchas propiedades para tu salud que en ViveZana.com te contamos a continuación.

1. Ayuda a tu hidratación
El 92% de la composición de la sandía es agua y contiene importantes electrolitos. Puede comerse en cualquier momento y es un snack ideal para tomar a cualquier hora. Sí además la dejamos en el refrigerador será muy refrescante. Cuando se acerca la época estival la sandía se convierte en un alimento muy apetecible.

2. Tu sistema inmunológico se fortalecerá
Esta fruta es rica en vitamina C, que es esencial para nuestro sistema inmunológico y, por tanto, protege nuestro cuerpo y nos ayuda a combatir, por ejemplo, los resfriados. Asimismo, mantiene el equilibrio redox de las células y las protege de especies reactivas al oxígeno, que dañan nuestras células y el ADN.

3. Aporta a la cicatrización de heridas
El papel de la vitamina C en la curación de heridas también se ha observado en numerosos estudios, ya que es esencial para la formación de nuevo tejido conectivo. Las enzimas que participan en la formación de colágeno, es decir, el componente principal de la cicatrización de heridas, es ineficiente sin vitamina C. En definitiva, la sandía participa en la curación de las heridas.

4. Es una aliada de tu salud ósea
El consumo de licopeno se asocia huesos más saludables. La sandía también es rica en potasio, que ayuda a retener el calcio en el cuerpo, dando como resultado huesos y articulaciones más saludables.

5. Corazón más saludable
Consumir sandía en grandes cantidades, según muchas investigaciones, correlaciona positivamente con la mejora de la función cardiovascular, ya que incrementa el flujo sanguíneo a través de la vasodilatación. Un estudio llevado a cabo por la American Journal of Hypertension encontró que la suplementación de extracto de sandía reduce la presión arterial de tobillo, la presión arterial braquial y la presión de la carótida en los adultos obesos de mediana edad con hipertensión leve.

6. Menos grasa corporal
La sandía contiene citrulina, que ayuda a reducir la acumulación de grasa en nuestras células. La citrulina es un aminoácido que se convierte en arginina con la ayuda de los riñones. Cuando nuestros cuerpos absorben citrulina, ella tiene la capacidad de bloquear la actividad de TNAP (fosfatasa alcalina no específica del tejido), lo que hace que nuestras células grasas produzcan menos tejido graso, y por lo tanto ayuda a prevenir la acumulación excesiva de grasa corporal.

7. Cuida tus ojos
Esta fruta es gran fuente de betacaroteno que se convierte en vitamina A. Ayuda a producir los pigmentos en la retina del ojo y protege contra la degeneración macular relacionada con la edad.

8. Riñones más sanos
La sandía es un diurético natural que ayuda a aumentar el flujo de orina y protege los riñones. Asimismo, interviene en el proceso de eliminación de amoniaco del hígado. La sandía, es un diurético y adelgazante natural, que te ayudará a mantenerte en forma y saludable.

9. Antiinflamatorio y antioxidante
La sandía es rica en compuestos fenólicos como los flavonoides, carotenoides y triterpenoides. El licopeno carotenoide de esta fruta es beneficioso en la reducción de la inflamación y la neutralización de los radicales libres.

10. Lejos del cáncer
Esta fruta es una excelente fuente de vitamina C, así como otros antioxidantes. Es por eso que puede ayudar a combatir la formación de radicales libres asociados al desarrollo del cáncer.