Aprende a diferenciar los tipos de queso

Tips Nutrición

Aprende a diferenciar los tipos de queso

Publicado por: Periodista Ximena Alarcón

Fecha: 20 marzo, 2019

Hoy en ViveZana.com: Aprende a diferenciar diferentes tipos de queso. Porque si bien es cierto todos son ricos, hay algunos más saludables que otros.
Lo primero a tener en cuenta es que podemos diferenciar entre quesos maduros y frescos según el tiempo de maduración o curación del queso. Cuanto mayor sea el periodo de curación, mas graso, seco e intenso será el producto final. los quesos frescos están listos para ser consumidos una vez producidos, contienen mas humedad y menos grasa que los queso maduros por lo que duran menos tiempo.
Quesos duros:
– Queso Gauda: sus ingredientes principales son leche entera y sal, lo que le dan un intenso sabor además de poder utilizarse bien para fundir. Destaca su alto contenido de grasas y colesterol, llegando a ser 50 veces mayor el aporte de grasas totales en comparación a un quesillo light.
– Queso light: sus ingredientes principales son leche pasteurizada y cultivos lácteos seleccionados. Destaca por su similitud con un queso gauda (parte de la similitud está dada por la utilización de colorantes), aportando la mitad de la grasa aproximadamente.
Quesos frescos:
– Queso fresco: sus principales ingredientes son LECHE ENTERA y cuajo, si bien su aporte de calorías es de menos de 50 calorías por porción, la cantidad de grasa es alta pero menos que los queso maduros.
– Quesillo: su principal ingrediente es la LECHE SEMIDESCREMADA, lo que hace que tenga un menor aporte calórico y de grasa.
– Quesillo light: su principal ingrediente es LECHE DESCREMADA, lo que permite tener un producto bajo en calorías y grasas, especialmente diseñado para planes alimentarios bajos en calorías.
Si bien el quesillo y quesilo light no se pueden derretir SI se pueden gratinar y ocupar por ejemplo sobre un budín de zapallitos o incluso en tapas de berenjenas.
– Ricotta: su principal ingrediente es leche entera. Este tipo de queso es especial para ocupar en pastas o en postres, ya que su textura untable permite que se muy funcional a la hora de cocinar.
– Ricotta light: suero lácteo, leche descremada y sal.
Es recomendable utilizar los que tienen un menor contenido de grasas y colesterol, adaptándolo a las necesidades y gustos de cada persona, una buena opción es ir alternando distintas variedades.