¿Cómo saber si el pan es realmente integral?

Tips Nutrición

¿Cómo saber si el pan es realmente integral?

Publicado por: Periodista Ximena Alarcón

Fecha: 19 marzo, 2019

Hoy en ViveZana.com: ¿Cómo saber si el pan es realmente integral? Aprende estos tips para que consumas el integral real.

Para nadie es un misterio. Y es que el pan es uno de los alimentos fundamentales de la dieta, pero es mucho mejor si hablamos de pan integral. ¿La razón? Su consumo aporta gran cantidad de fibra, vitaminas, fitoquímicos y minerales. Pero, lamentablemente  su consumo es cada vez más reducido y la mayoría de la población prefiere el pan blanco. Por eso hoy te contamos cómo reconocer el real integral, pues es mucho más saludable y deberías preferirlo antes del blanco.

¿Cómo saber si el pan es realmente integral?

Atención. Lo primero que se debe conocer sobre el pan integral es que está elaborado con harina integral de trigo, producida a partir de la molienda del grano de trigo entero, con todas sus capas externas o salvado que es donde se encuentra la fibra y muchos nutrientes.  Esto logra que el pan integral no se vea expuesto a ningún proceso de refinado, al contrario del pan común que se elabora con harina fina la cual se produce moliendo el grano de trigo sin sus capas externas.

Reconocer el pan integral de uno blanco es muy simple, ya que el salvado dota al pan de un color oscuro y de corteza dura. El pan integral posee una miga de aspecto desigual, mientras que el pan blanco presenta una apariencia más uniforme. El olor y sabor, ligeramente ácido, caracterizan al integral.

Sin embargo, si esta diferenciación es sencilla, no lo es tanto si se trata de reconocer un auténtico pan integral de uno elaborado con mezclas de harina refinada con harina de salvado o centeno. ¿Lo sabías? En este caso, hay que fijarse en el etiquetado, debe decir como ingrediente principal harina de grano entero.  El pan de salvado se prepara con harina refinada a la que añaden fragmentos de salvado, por lo que posee un alto contenido en fibra y nutrientes, pero no en la misma medida que el integral. A su vez, el pan de centeno está elaborado con harina de centeno, lo que le da un aspecto menos esponjoso que el de trigo y cuesta más masticarlo.

Para concluir, debes saber que el elemento diferenciador entre los diversos tipos de pan se encuentra en su modo de elaboración, la harina y su grado de extracción. El pan integral está compuesto por harina cien por cien pura, es más pesada y la más nutritiva. La harina semiintegral solo es pura en un 80-90 por ciento.

¡Prefiere el integral! Además, ya saber cómo reconocerlo.