Consejos para comer sano

Tips Nutrición

Consejos para comer sano

Publicado por: Periodista Ximena Alarcón

Fecha: 6 febrero, 2019

Hoy en ViveZana.com: Consejos para comer sano. Porque queremos ayudarte a tener una vida más saludable, pon atención a estos tips.

Dieta variada
El ser humano es omnívoro por naturaleza. Tiene que comer de todo porque cada alimento le aporta nutrientes imprescindibles. Las dietas que evitan una familia de alimentos suelen tener riesgos para la salud, ya que se puede dejar de recibir microelementos imprescindible a nuestra buena salud. Además, la variedad permite aprovechar las sinergias entre nutrientes.

Ante todo, calma
Masticar bien los alimentos permite ayudar a la digestión y a la liberación de todos los nutrientes. Además, cuando se tarda más en comer, le damos tiempo a nuestro esófago de llevar la comida al estómago, y tenemos la sensación de haber comido suficiente con menos comida que cuando comemos rápido. Esto implica que comiendo con tranquilidad comeremos cantidades más adecuadas.

No picotees
Consumir alimentos fuera de las comidas no permite controlar las cantidades ingeridas, y favorece tanto un consumo excesivo como un desequilibrio en la dieta. Además el picoteo suele orientarse a alimentos poco sanos, como galletas, patatas fritas, etc.

Prefiere frutas y verduras
Las frutas y verduras son fuentes de fibra, vitaminas y nutrientes importantes, por eso se recomienda consumir unos 700 gramos al día, o lo que es lo mismo, 5 porciones.
Cocinar esos alimentos reduce drásticamente su contenido en vitamina C, tan necesaria para nuestro organismo. Por eso se recomienda al menos una vez al día comer alguna fruta o verdura cruda.

Limita tu ingesta de grasa
Reducir el consumo de grasas y sobre todo intentar consumir grasas no saturadas es una de las formas de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Hay que tener mucho cuidado con la comida industrial (platos preparados, bollería), que suele contener muchas grasas saturadas. Los aceites vegetales son más sanos que los de origen animal, pero también es importante medir su consumo y variar entre tipos de aceites.

No dejes de consumir lácteos
La leche y sus derivados (yogur, queso) contienen calcio, un elemento importante para nuestro organismo en todas las fases de nuestra vida.

Siempre, cereales
El pan y las cereales suelen aportar fibras. Además junto con otros productos harinosos permiten aportar los azúcares complejos que abastecen en energía a nuestro organismo de forma duradera.

Que viva el pescado
El más graso de los pescados es mucho menos graso que la carne más magra. Es mejor comer pescado dos veces por semana, y especialmente los pescados más grasos que contienen Omega 3  ya que fluidifican la sangre y mejoran la tensión arterial.

Nunca dejes de tomar agua
Es necesario beber un litro y medio de agua al día. Durante la comida, es recomendable beber algo pero poco, y concentrar la toma de líquidos para los momentos entre las comidas.

El alcohol no es ni será sano
El vino tinto tiene algunos beneficios para el sistema cardiovascular, siempre que se tome en cantidades pequeñas (una copa cada día). Cuando se superan estas cantidades, el alcohol se convierte en un tóxico con efectos nefastos sobre la salud a largo plazo, especialmente sobre el hígado.