Controla tu presión arterial en casa

Tips Saludables

Controla tu presión arterial en casa

Publicado por: Periodista Ximena Alarcón

Fecha: 21 febrero, 2018

Hoy en ViveZana.com te contamos que es muy habitual confundir presión arterial con tensión arterial, ya que lo más común es tratar de utilizarlas siempre de manera sinónima. Sin embargo, ¿sabías que en realidad son cuestiones bien diferentes?. Así, por ejemplo, podríamos definir a la presión arterial como la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes de las arterias.

Sistólica y Diastólica

De esta forma, cuando nuestro corazón late, tiende a bombear sangre hacia las arterias, momento en el que se registra la presión arterial más alta, la cual es conocida médicamente como presión sistólica. Pero cuando el corazón se encuentra en estado de reposo entre un latido y otro la presión de la sangre disminuye, lo que se conoce como presión diastólica.

Llegados a este punto, ¿sabías que son cientos de millones las personas que, según tres importantes organizaciones de la salud, deberían estar -en la actualidad- monitorizando su presión arterial en su propia casa?.

Y es que tal y como ha afirmado la doctora Suzanne Oparil, profesora de medicina de la Universidad de Alabama en Birmingham, existen un total de 72 millones de personas que tienen hipertensión y 25 millones más que tienen prehipertensión.

¿Por qué es importante tomarse la presión arterial en casa?

Como manifiestan muchos médicos, tomarse la tensión en casa es fundamental para conocer el buen o el mal control de la tensión arterial. Y esto es incluso aún más importante cuando existe hipertensión.

Por ejemplo, las personas con hipertensión que siguen un tratamiento médico, o que están en observación ante un posible futuro diagnóstico de hipertensión arterial, deben tomarse la tensión en casa, lo que les brindará la posibilidad de compartir con su médico esta valiosa información, que a su vez al médico le permitirá tomar las decisiones más acertadas y adecuadas.

Además, al tomarnos la tensión en casa evitamos que se produzca lo que médicamente se conoce como fenómeno de la bata blanca, y que significa que cuando tendemos a medirnos la presión arterial delante del médico es común que nos tendamos a poner nerviosos y nos fijemos aún más si cabe en los valores que mostrará el tensiómetro, de manera que la tensión puede aumentar alrededor de un 30% aunque no haya una causa médica directa que lo justifique.