Prepárate para el verano

Tips Fitness

Prepárate para el verano

Publicado por: Periodista Ximena Alarcón

Fecha: 4 noviembre, 2018

Hoy en ViveZana.com te aconsejamos: prepárate para el verano. Es buena idea que desde la primavera empieces a cuidarte si es que ya no lo estás haciendo.

Vamos por un verano impecable: ¡Atención!

1. Conoce tu punto de partida
Debes ser consciente de que tu punto de partida no es el mismo que cuando lo dejaste. De hecho, es muy probable que nuestras condiciones físicas hayan cambiado y, normalmente, disminuido. Así que es el momento de buscar nuevos objetivos con intensidades y cargas más bajas para evitar lesiones y tomar conciencia de que tus articulaciones aún están relajadas.

2. Planifícate
Reserva en tu agenda 2 o 3 horas semanales y asegúrate de cumplir y respetar ese horario. Ser constante será la clave del éxito: todo cambio implica compromiso.

3. Acude a profesionales
Si quieres lograr objetivos, debes ponerte en manos de profesionales titulados con experiencia para dirigir tus entrenamientos. A través de la personalización, te ayudarán y planificarán tus metas para que sean alcanzables y se conviertan en logros.

4. Comienza con un plan détox
Es importante que entrenamiento y alimentación vayan de la mano. Hidrátate aunque no tengas sed: bebe mucha agua, zumos naturales sin azúcar, caldos e infusiones. Te ayudará a depurar el cuerpo y eliminar toxinas.

5. Busca aliados
Amigos, compañeros de trabajo, tu pareja… Es conveniente buscar un compañero que tire de ti cuando las fuerzas flaqueen. Si eres de las que les cuesta arrancar, elige clases guiadas por profesionales: te será mucho más fácil comenzar.

6. Motiva tu mente
Hay muchos motivos por los que practicar deporte: mejorar tu salud, mejorar tu aspecto físico, perder de peso, reducir el estrés… seguro que tienes alguno: céntrate en él y tendrás mucho ganado.

7. Escucha a tu cuerpo
Tu cuerpo es sabio: recuerda que para evitar lesiones debes hacer un buen calentamiento y terminar estirando al menos 10 minutos, acudir al fisioterapeuta si crees que necesitas una puesta a punto. Finaliza siempre tus ejercicios realizando respiraciones profundas, con los ojos cerrados y tu cuerpo relajado.